Archivo mensual: noviembre 2017

Traducir poesía: mini ejercicio.

Guau. Casi un año de mi última entrada. Todo un récord. Pues, qué le vamos a hacer. El tiempo vuela entre entregas, flojera y falta de inspiración. En fin.

En enero del año pasado tuve la oportunidad de conocer en su paso por Santiago a Gregory Zambrano, quien me regaló un ejemplar de su flamante antología japonesa del destacado poeta chileno Gonzalo Rojas, disponible aquí, por si hay algún curioso.

Debo reconocer que muy aficionado a la poesía no soy, ni había leído a don Gonzalo. Y sigo casi sin leerlo, pero hace rato andaba con la idea de retrotraducir una estrofa del algún poema como ejercicio, a ver qué salía. Y eso es lo que les vengo a mostrar: el original, su traducción y su traducción directa de vuelta al español, sin conocer el poema. A modo de ejercicio, para ver qué se pierde y qué se gana con la traducción de un profesional, sí, pero más cercano a las tuercas que a las estrofas.

Veamos:

Retrato de mujer

Siempre estará la noche, mujer, para mirarte cara a cara,
sola en tu espejo, libre de marido, desnuda
con la exacta y terrible realidad del gran vértigo
que te destruye. Siempre vas a tener tu noche y tu cuchillo,
y el frívolo teléfono para escuchar mi adiós de un solo tajo.

Traducido al japonés, dice:

女性の肖像

女よ、夜はいつも、お前を正面から見つめるためにある、

夫と離れ、一人鏡に映るお前、お前を

破壊する大きな眩暈の恐ろしく正確な現実を前に

裸になったお前。いつもお前にはお前の夜とお前のナイフ、

そして、私の単刀直入な別れの言葉を聞くための軽薄な電話もあるだろう。

Lo que a su vez, traducido de nuevo al español, dice:

Retrato de mujer

Mujer, la noche está siempre para contemplarte de frente

A ti, que separada de tu marido te reflejas sola ante el espejo

A ti, que te desnudas ante una terriblemente precisa realidad de vértigo que te destruye.

Siempre tienes tu noche, tu cuchillo

Y quizás el frívolo teléfono para oír mis francas palabras de despedida.

Conclusiones:

  1. El título me quedó igualito.
  2. Resultan interesantes los cambios léxicos (Ej.”de frente” por “cara a cara”; franco, por “de un solo tajo”…aquí sí que saltó un poco lejos “el tejo”, jaja. ) y estructurales (a ti…a ti…), que dada el gran repertorio de ambas lenguas no es de extrañar que no coincidan.
  3. Se pierde el futuro (Siempre tienes en lugar de vas a tener) y se gana un matiz de conjetura (quizás). De todas formas, a grandes rasgos podemos decir que la imagen poética es parecida. El que piense que no, que comente.
  4. Tantos “omaes” en la versión japonesa demuestran la influencia del original en la traducción y plantean una duda existencial. Difícil pensar que tanto posesivo suene natural en japonés, pero quizás es imposible ser fiel al poema sin indicar la pertenencia: tu cuchillo, tu noche, etc.

Y por último, siguiendo con el experimento, la versión del “traductor” de Google:

Retrato de una mujer

Mujer, la noche siempre es mirarte desde el frente,

Separado de mi marido, tú que te miras en un espejo, tú

Antes realidad temerosa precisa de gran mareo para destruir

Tú desnudo. Siempre a usted su noche y su cuchillo,

Y habrá teléfonos frívolos para escuchar mis frenéticas palabras de despedida.

Baste decir que el desnudo aquí es masculino…y en eso de “separado de mi marido” resuena algo de igualdad de género.

Eso, hasta la próxima.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Traducción