Archivo de la etiqueta: reseñas

La novela de Genji (Genji monogatari)

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a una conferencia sobre la vigencia de la Novela de Genji, dictada por Anna Kazumi-Stahl y organizada por la Embajada de Japón en Chile. Como ya sabrán, no me declaro fan de la literatura clásica nipona. Sin embargo, debo reconocer que estuvo muy interesante e incluso despertó en mí ganas de leer la otra traducción de este mamotreto equivalente al Quijote en castellano. ¿ Equivalente en qué sentido? En importancia, en audacia, en relevancia, en vigencia y otras cualidades. Las historias no se parece en nada, pues el Genji tiene unos 500 años más de antigüedad  y una visión de mundo diametralmente opuesta.  El ingenioso hidalgo era una sátira de las novelas de caballería, publicado en versión impresa. El Genji tenía como público objetivo una joven princesa a la que había que educar en las cosas del mundo, y publicado sólo posteriormente. Originalmente, eran rollos manuscritos.

Una de las cosas que me llamó la atención de la conferencia tiene que ver con la traducción, claro: “No hay traducción de las versiones actualizadas, pues se actualiza a la hora de traducir” (o algo así, cito de memoria).  Pasa que como el Genji está escrito en japonés clásico y este resulta muy complejo de leer incluso para un japonés actual, existen al menos cuatro versiones de 現訳 /genyaku/, o traducciones intralinguales al japonés contemporáneo.  Entonces, las traducciones al inglés o francés, por ejemplo, se basan en la versión original, pero se leen como prosa actual en esa lengua, es decir, no están traducidas a una variante antigua del idioma. Las versiones en español son traducciones indirectas, por lo que sería aún más complejo (y sin sentido).

Ilustration of the Genji Monogatari, ch.5–Waka...

Pero claro, siempre me ha llamado la atención la alta variabilidad del japonés en el tiempo. El Genji me resulta incomprensible, así como cualquier texto de incluso principios del siglo XX también me parece muy difícil, a diferencia de la literatura contemporánea, que puedo leer sin problemas. El español del Quijote, si bien tiene sus dificultades, no es nada comparable a la del japonés.

Pero bueno, para el que le interese: existen dos versiones de la novela de Genji, ambas traducciones indirectas:

Una, de Xavier Roca Ferrer:  (Ojo, que son dos tomos)

La otra, de Jordi Fibla, que según la conferencista, es la más recomendable.

Yo leí la versión de Roca Ferrer y recuerdo que la encontré bastante interesante, aunque el segundo tomo tiene muchísimos gazapos que evidencian algo de prisa: “horrorible”, por ejemplo. Sin embargo, tiene bastantes notas explicativas que en este caso resultan necesarias. (Aún cuando quienes me conocen saben que no soy muy partidario de ellas).

Ya, nada más por hoy que nos anduvimos explayando mucho.

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Reseñas, Traducción

Cuando el traductor se apodera de la novela

Hace un rato que estoy leyendo “Americanos, los pasos de Murieta”, del chilenoargentinoestadounidense Ariel Dorfman. Si bien lo compré  (de oferta, claro) pensando que me informaría algo del semifamoso bandolero Joaquín Murieta, resulta que es más bien una novela casi épica ambientada en los albores de las independencias latinoamericanas.  Además, algunos capítulos están narrados por un jabón. Sí, de esos para lavar. A pesar de este recurso creativo, para mi gusto el librito es medio fome, tengo que reconocerlo. Pero tiene algo que me impide abandonarlo: el traductor. No se trata de que me la paso encontrando gazapos y horrores (hay alguno por ahí, como diputado por deputee en el sentido de los ayudantes de un sheriff, pero no abundan), sino que al contrario del cuasianonimato que se espera de nuestra profesión, en este caso el traductor aparece con cierta frecuencia para aportar información y anécdotas que el traductor que llevo dentro considera que no vienen al caso.  En su nota introductoria, justifica sus intervenciones parcialmente en que el lector en español no contará con toda la información…aunque a mi parecer, dudo que el lector del original del inglés cuente con la mitad de la información que él aporta.

English: Ariel Dorfman

English: Ariel Dorfman (Photo credit: Wikipedia)

Por eso digo que se apodera de la novela, ya que más que para aclarar pasajes de traducción difícil, se inmiscuye cada tanto para dar información no solicitada: notas al pie para consignar la fecha de un acontecimiento de la novela o, incluso,  para confirmar o desmentir la existencia de tal o cuál personaje diciendo más o menos “mi hermano que es historiador me dice que este personaje no existió” y similares. Nunca me había tocado enterarme tanto de la vida de un traductor a través de su trabajo. De todas formas, reconozco que por alguna extraña razón esta vez no me molesta.

Lo más notable es su advertencia inicial, en la que mencionando la atávica humildad del traductor que se achaca todo posible error o mala elección de palabras, prefiere culpar al autor por no responder a ninguna de sus consultas.  Si bien creo que yo nunca me atrevería a algo así, ni tampoco lo recomendaría, me parece notable y valiente de su parte. Si tienen a mano el libro, les recomiendo leer al menos la nota del traductor, que como dicen en España, “no tiene desperdicio”. Y claro, no hace mal leer el resto del libro tampoco, porque que yo diga que es fome, no significa mucho.

6 comentarios

Archivado bajo Opiniones, Reseñas, Traducción

Autopropaganda

La entrada de hoy será autoreferente,  autoexplicativa y con fines de lucro. Les cuento que una humilde investigación de textología contrastiva que realicé durante mi última estadía en Japón, acaba de ser publicada en forma de libro por la Editorial Académica Española.  Reconozco que igual da gusto que te contacten para publicarte sin mover un dedo al respecto. Así que le digo al mundo editorial que los espero con los brazos abiertos para alguna traducción literaria del japonés. Pero no se demoren mucho, porque me saltaré al intermediario si lo hacen.

Bueno, volviendo al tema, el libro en cuestión es este:

 

Clic para agrandar

Lo único malo es que está escrito “en serio” así que no es tan entretenido como este blog, pero de todas maneras pretende ser útil para traductores, gestores de proyectos de traducción del japonés y simpatizantes en general.

Se puede comprar en Amazon, Morebooks o alguna otra tienda online cercana a su teclado (ISBN 978-3-659-02199-2).

 

 

4 comentarios

Archivado bajo Lingüística, Opiniones, Reseñas, Traducción, Uncategorized

Un mundo sin errores

Hace algunas semanas terminé de leer la novelota «Un mundo sin fin», de Ken Follet, continuación de la famosísima «Los pilares de la tierra». La novela en sí es entretenida como película de aventuras. Desafortunadamente, en muchos pasajes la traducción no es de lo mejor. Aunque no tengo el original como para saber qué decía en inglés, pero cualquier lector atento notará que hay cosas que suenan raro y otras, lisa y llanamente, son errores de traducción que no pasan de largo a un traductor quisquilloso.  Podemos dejar pasar los españolismos (que no por eso dejan de ser localismos), como el «a por ellos», ya que todos sabemos que el castellano neutro es una lengua que no existe, pero los problemas de sentido, esos son imperdonables.

World Without End (Follett novel)

Para muestra, algunos botones:

En un pasaje donde persiguen a un caballero para matarlo, pero este dice que hay alguien escondido viendo la escena:

«El cuadro vivo restó paralizado una décima de segundo».

Por más que leo y releo, no capto qué es eso del cuadro vivo. ¿Y restar paralizado? por favor, que alguien me ilumine.

Dos páginas más adelante, le piden a un personaje que cave un agujero, a lo que responde:

«¿Cómo de grande?»

El “how big” del inglés se trasluce clarito. ¿De qué tamaño? habría sido más natural…o por último ¿cuán grande? o ¿qué tan grande? aunque igual estas dos últimas tienen más pinta de calco sintáctico. Ahora se me ocurre que podría ser algún galleguismo, pero en realidad no se nada al respecto. Y se me ocurre que puede serlo, porque también hay por ahí un catalanismo:

«Déjalo correr»

Claro, parece español, pero no en el sentido de dejar a alguien trasladarse corriendo, si no que se usa en el sentido de “olvidarse de algo, no darle más vueltas a un asunto”, lo que es el significado de la expresión catalana deixa-ho correr.

“Un meandro del río acunaba el priorato en la sangría del codo.”

¿Una descripción geográfica mezclada con una práctica médica de esos tiempos? ¿o es que sangría y codo tienen algún significado metafórico geográfico que me pierdo?

Pero bueno, seguro que traducir casi 1200 páginas no es nada fácil. Yo no lo he hecho nunca, y como dicen por ahí, otra cosa es con guitarra.

8 comentarios

Archivado bajo Opiniones, Reseñas, Traducción

Descuido editorial

Ogawa Yōko・小川洋子

Yoko Ogawa (Image by uzaigaijin via Flickr)

Acabo de terminar de leer “La fórmula preferida del profesor”, de Yoko Ogawa. Es  la historia de un profesor de matemáticas que tras sufrir un accidente de tránsito, permanece con todas sus facultades físicas y mentales, excepto que su memoria dura sólo 80 minutos. Por lo tanto, aparte de tener que andar con notas a cuestas para recordarse de todo, parecido a la película “memento”; cada día debe reconocer a la señora que lo ayuda en sus quehaceres domésticos,  algo así como en la película de “las 50 primeras citas”. El libro es bastante ameno, incluso para quienes somos un cero a la izquierda con los números (interesante eso de usar una metáfora matemática para quejarse de las Matemáticas) . Como no tengo el original, no puedo opinar mucho sobre la traducción. Si bien hay algunas cosas que suenan raro, algunas notas al pie que yo no habría puesto y algún mínimo gazapo gramatical, en general diría que está bien. Pero hay un problema que no es para nada desdeñable y de responsabilidad de la editorial. En realidad, no me imagino cómo se les pudo haber pasado. Resulta que el profesor apoda al hijo de su “asistenta” como Root, porque tiene la cabeza plana como el signo de la raíz cuadrada, que no sé como hacer aquí, pero ya todos los conocen. Entonces se muestra una vez una imagen del signo y no hay ningún problema. Sin embargo, más adelante en la narración, aparece en varias oportunidades dentro del texto un rectángulo vertical (que tampoco puedo hacer aquí, pero se lo pueden imaginar) en pasajes que hacen referencia a Root. Lo que creo yo que pasó fue que se usó en la traducción una tipografía con la que la imprenta no contaba. Sin darse nadie cuenta, mandaron a imprimir y en lugar del signo de la raíz cuadrada, salió el rectángulo. Eso es lo que se conoce en japonés como mojibake: cuando los caracteres salen corruptos y no se visualizan bien. El tema aquí es que aunque hay caracteres que en superficie son iguales, si usamos  un juego de letras japonesas para escribirlo, podemos sufrir ese problema. Lo que pasa es  que al cambiar a un tipo de letra occidental como times, helvética o lo que sea, no todos los caracteres tienen su equivalente, y la máquina, al no encontrarlo, lo reemplaza por lo primero que encuentra. En este caso, una raíz cuadrada se convierte en un rectángulo. Ahora, cómo no se dieron cuenta antes de mandar a imprimir, ni idea. Moraleja:  NUNCA entregar una traducción con algún caracter japonés sin comprobar antes su compatibilidad. Un típico ejemplo son los números encerrados en un círculo, muy frecuentes en los téxtos nipones, pero sin equivalente tipográfico en español.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

1 comentario

Archivado bajo Opiniones, Reseñas, Traducción, Uncategorized

Datos útiles para traductores noveles (o veteranos creídos)

Hace un tiempo me compré unos librillos en EE.UU. usando el sistema de la casilla en Miami. La experiencia de compra fue un poco atadosa ya que como mandaron los libros por separado, los “simpáticos” del flete hicieron lo propio,  incrementándose así  el costo de la compra. Los e-mails que mandé pidiendo que hicieran un solo paquete cayeron en oídos sordos, o mejor dicho ojos imbéciles porque respondieron con ese tipo de mensajes que no ayudan en nada, tipo call center.

Pero bueno, la idea no era quejarse de eso (un poco sí, igual), sino que comentar las adquisiciones:

1. The Prosperous translator: Una compilación de consejos a traductores de todo el mundo, en formato de carta, formulados en conjunto por dos traductores exitosos, en los que se tocan muchos temas de extrema utilidad tanto para principiantes como para los no tanto. Con un estilo ameno, se tocan temas como el manejo de las críticas, las formas de conseguir mejores clientes y no me acuerdo qué más ahora pero seguro que era muy útil. El libro recopila los mensajes reales intercambiados por los autores, bajo el seudónimo de “Fire Ant & Working Bee”, con los lectores de su sección homónima en el Translation Journal. O sea, aunque no es necesario comprar el libro, pues los consejos se pueden consultar en línea, yo prefiero la versión de papel, para irse informando en ratos de poca pega y despegados de la maquinita que tanto rato tenemos en frente.

2. How to succeed as a Freelance translator:  Este es más bien una guía paso a paso para ejercer nuestro trabajo de manera rentable y profesional, con consejos básicos y no tan básicos, que son fundamentales para principiantes pero que también resultan útiles para truchimanes más experimentados. De lectura amena, es una buena guía que explica las buenas prácticas que nos ayudarán a que mejore nuestro negocio interlingual. también muy recomendable.

Y eso por esta semana. Más cosillas otro día.
 

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Deja un comentario

Archivado bajo Opiniones, Reseñas

Una pequeña recensión sobre la nueva ortografía de la RAE

Hace algunos meses la noticia de las nuevas reglas ortográficas presentadas por la RAE causó cierto revuelo en los medios de comunicación. Que “solo” se puede escribir siempre como en “Han Solo” (sin tilde, por si a alguno se le escapa), que la ch ya no califica como letra independiente y que conviene que la “y” no sea más “i griega” sino que se llame “ye”, fueron algunos de las novedades que acapararon la atención.  Pero bueno, estemos o no de acuerdo con tales novedades, la publicación donde aparecen merece una entrada en este humilde blog.

Hay que reconocer que tras perpetrar un diccionario léxico plagado de definiciones circulares, subjetivas o simplemente inútiles,  la RAE desde un tiempo a esta parte ha publicado varias obras indispensables para  el traductor, como el DPD, la gramática y, ahora,  la ortografía. Hoy nos ocupamos de esta última, porque es la más nueva y porque es mi más reciente adquisición (12.900 piticlines en su librería amiga).

Directo al grano, diría que está bastante buena esta ortografía, ya que abarca casos bien específicos de dudas que a veces cuestan resolver. Por ejemplo, una vez le decía a mi hermano que yo pensaba que los nombres de enfermedades iban en minúscula, a diferencia de como los veía en unos escritos con los que él tenía que trabajar. Bueno, resulta que este librito tiene su propia sección sobre las enfermedades en el apartado del uso de mayúsculas. Y claro, van con minúsculas porque son sustantivos comunes. ¿No decía yo? Otro día hablaremos de la “mayusculitis”.

Además, me ha sacado de apuro en otras dudas que me han agobiado últimamente, sobre temas trascendentales para la humanidad, como por ejemplo la concurrencia de determinados signos ortográficos. Al traducir en ocasiones inconscientemente calcamos usos ortográficos de la lengua de origen. Algún profe de inglés me enseño años ha que después de un signo de interrogación no puede venir ningún signo ortográfico…y aunque no sé que tan cierto sea eso en el idioma gringo, al menos sé que en castellano no lo es. Todo gracias a este libraquito.

El único pero que se me ocurre por ahora, es que se echa de menos un índice alfabético, ya que hay que hacer profundos ejercicios de abstracción para buscar dentro un índice temático de tantas páginas. Igual, una buena obra de consulta para los regalones.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

4 comentarios

Archivado bajo Opiniones, Reseñas