Archivo mensual: noviembre 2012

Traductor zombie

El otro día me encontré con esta muy acertada publicación acerca de los 10 signos que nos permiten detectar a un traductor zombie que, como dicen en la madre patria, “no tiene desperdicio”.  Sin embargo, hay otro signo no abordado en la lista en cuestión y que para mi gusto es un síntoma muy frecuente pero poco analizado. Me refiero a la tendencia de muchos estudiantes de traducción, traductores noveles y otros no tanto, a creer que existen “traducciones oficiales” para todo y que su labor en la vida es encontrarlas en alguna parte, principalmente Internet.  Mi impresión es que existe un temor exacerbado a traducir algo con palabras propias, pues pensamos que si alguien tradujo lo mismo antes, pues esa será entonces la traducción “asentada, aceptada y oficial”. Si bien puede ser cierto para nombres de organismos internacionales y casos similares, no podemos limitar nuestra labor a meros zombies que recorren la red en busca de la traducción hecha por otro. Ese es a mi juicio un síntoma claro de la zombificación.  Lamentablemente, me parece que no son pocos los profesores que estimulan esta conducta, quizás a causa de su propia inseguridad.  Pero claro, no digo que no haya que consultar y que tengamos libertad de traducir todo “a nuestra pinta”, sino que debe haber un punto de equilibrio entre las dos tendencias.

Marcha Zombie Santiago 2011

Marcha Zombie Santiago 2011 (Photo credit: @belleandrafa)

 

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Opiniones, Traducción

El color del sol

Amarillo, supongo que dirá la mayoría. Y amarillo lo pintan los niños hispanohablantes cuando la tarea es dibujar un paisaje. Pero nuevamente, nos enfrentamos ante un constructo cultural: en Japón el sol es rojo. Así lo creen los adultos, lo pintan los niños y me imagino que en los mangas a colores también. Y no tiene nada que ver la latitud, radiación, o la capa de ozono. Si fuera por eso, en Chile lo pintaríamos morado o invisiblemente ultravioleta.

Japan's Flag Looking Like Canvas

Japan’s Flag Looking Like Canvas (Photo credit: Chrisser)

Pero de todos modos, si no me creen, pueden preguntarle al amigo japonés que tengan a mano…o sólo vean la bandera de Japón. ¿Qué creen que significa ese círculo rojo?  Pues eso mismo, el astro rey o “caregallo”, como le decimos por estas latitudes. Conocido como 日の丸 /hinomaru/ (el círculo del sol) es un símbolo muy importante dentro de la cultura nipona, al estar relacionarse con Amaterasu, la diosa del sol, y con la denominación tradicional como el país del sol naciente. También se lo ve en nombres de empresas como Marubeni (literalmente, “carmesí circular”), que seguro que han visto en algún auto por ahí. Si se fijan el logotipo también tiene un círculo rojo…osea, un sol. Una muestra más de la importancia de este símbolo en la cultura japonesa está en las colaciones que las mamás le preparan a sus hijos para llevar al colegio:  el arroz a veces tiene un umeboshi, o sea una ciruela deshidratada,  en el centro, lo que representa igualmente la bandera del país.

Cooking Lab: Team cooking, Japanese  - お弁当 (Be...

Cooking Lab: Team cooking, Japanese – お弁当 (Bento Box) (Photo credit: panduh)

Entonces, en español y la mayoría de las demás lenguas occidentales, el sol es amarillo. La idea aquí es darse cuenta de qué tanto nos influye la lengua en la forma de pensar y en que como traductores debemos estar atentos a captar las diferencias, y trasmitirlas o adaptarlas según sea necesario.  Muchas veces no nos fijamos en detalles como ese porque al estar inmersos dentro de una cultura, lo que esta nos propone nos parece obvio y correcto. Este es solo un recordatorio para ser menos egocéntricos y más abiertos a otras formas de pensar.  (Aunque en el fondo de nuestro corazón porfiemos en el amarillo del sol)

4 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística, Trivia

Cruza, que está en azul

Una de las primeras curiosidades culturales que nos sorprenden al estudiar japonés es que al verde del semáforo le digan azul. Si se trata de japoneses en el extranjero,  podrán comprobar que aunque para ustedes el semáforo está en verde, los japoneses indefectiblemente se referirán a la misma luz como ao 青, lo que se supone que es azul. Ahora, si viajan a Japón, verán que el verde de los semáforos es sospechosamente intermedio entre verde y azul.  Entonces, ¿cómo es la cosa?

Japó 2010 - 0017

Japó 2010 – 0017 (Photo credit: redoxkun)

Pasa que la división de colores del japonés no es igual a la que tenemos en español.  Un ejemplo claro de esto se aprecia en palabras como:

青葉  /aoba/  =  hojas verdes

青虫 /aoumushi/ = oruga

青菜 /aona/ = verduras verdes, como las espinacas

No quiere decir que los japoneses confundan los colores o que los perciban de otra forma. Sólo que la manera en que nuestros idiomas segmentan el espectro de colores es simplemente distinto (hay muchos idiomas con mucho menos colores, pero esa es otra historia). Ahora el que piense que las orugas nunca han sido azules o que las espinacas azules quizás sean de otro planeta, no tiene más que pensar en el “vino blanco”, que de blanco no tiene mucho; las “uvas blancas”, que desde pequeño que las veo verdes, o que algunos tipos de ciruela son rojos cuando “están verdes” .

Lo que pasa entonces es cada cultura segmenta la realidad de acuerdo a sus propias ideas, características y experiencias particulares, aunque dentro de ciertos límites: hay informes de diversas culturas no relacionadas que agrupan colores como el azul y el verde dentro de una misma denominación,  puesto que ambos están uno al lado del otro en el espectro. Eso quiere decir que tales comunidades no sienten la necesidad de diferenciar entre lo que para ella son solo tonos de lo mismo. Ahora, si bien el japonés distingue entre ambos colores, el punto en que se hace la división no es el mismo que el que hacemos nosotros. Ese es el origen de la confusión.

Entonces, volviendo al semáforo:  aunque aquellos instalados originalmente durante la primera mitad del siglo XX eran importados y tenían el mismo verde que todos conocemos, la luz que indica “Siga” comenzó a ser llamada ao, quizás por ser la palabra más común y tradicional, quedando  verde “緑” /midori/ relegado para otros contextos.  Sin embargo, con el tiempo a la gente le pareció raro nombrar ao un color que claramente era midori. Entonces, por decreto, en 1973 “modificaron la realidad” y en lugar de cambiar la palabra, reemplazaron la luz con una que fuera ao, pero que entrara dentro del rango de verde de las especificaciones internacionales.  Así, todos contentos.

 

9 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística, Trivia, Uncategorized