Archivo de la etiqueta: Chile

El color del sol

Amarillo, supongo que dirá la mayoría. Y amarillo lo pintan los niños hispanohablantes cuando la tarea es dibujar un paisaje. Pero nuevamente, nos enfrentamos ante un constructo cultural: en Japón el sol es rojo. Así lo creen los adultos, lo pintan los niños y me imagino que en los mangas a colores también. Y no tiene nada que ver la latitud, radiación, o la capa de ozono. Si fuera por eso, en Chile lo pintaríamos morado o invisiblemente ultravioleta.

Japan's Flag Looking Like Canvas

Japan’s Flag Looking Like Canvas (Photo credit: Chrisser)

Pero de todos modos, si no me creen, pueden preguntarle al amigo japonés que tengan a mano…o sólo vean la bandera de Japón. ¿Qué creen que significa ese círculo rojo?  Pues eso mismo, el astro rey o “caregallo”, como le decimos por estas latitudes. Conocido como 日の丸 /hinomaru/ (el círculo del sol) es un símbolo muy importante dentro de la cultura nipona, al estar relacionarse con Amaterasu, la diosa del sol, y con la denominación tradicional como el país del sol naciente. También se lo ve en nombres de empresas como Marubeni (literalmente, “carmesí circular”), que seguro que han visto en algún auto por ahí. Si se fijan el logotipo también tiene un círculo rojo…osea, un sol. Una muestra más de la importancia de este símbolo en la cultura japonesa está en las colaciones que las mamás le preparan a sus hijos para llevar al colegio:  el arroz a veces tiene un umeboshi, o sea una ciruela deshidratada,  en el centro, lo que representa igualmente la bandera del país.

Cooking Lab: Team cooking, Japanese  - お弁当 (Be...

Cooking Lab: Team cooking, Japanese – お弁当 (Bento Box) (Photo credit: panduh)

Entonces, en español y la mayoría de las demás lenguas occidentales, el sol es amarillo. La idea aquí es darse cuenta de qué tanto nos influye la lengua en la forma de pensar y en que como traductores debemos estar atentos a captar las diferencias, y trasmitirlas o adaptarlas según sea necesario.  Muchas veces no nos fijamos en detalles como ese porque al estar inmersos dentro de una cultura, lo que esta nos propone nos parece obvio y correcto. Este es solo un recordatorio para ser menos egocéntricos y más abiertos a otras formas de pensar.  (Aunque en el fondo de nuestro corazón porfiemos en el amarillo del sol)

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística, Trivia

Propaganda electoral

No, no se asuste, no vamos a hablar de política en sí.  Lo que sucede es que  la burda y numerosa propaganda electoral repartida por Santiago me obliga a recordar  con nostalgia el sistema de campañas japonés. Como la ley chilena permite la colocación de propaganda movible en la vía pública, las veredas  de Santiago (y del resto de Chile, me imagino) este mes están plagadas de las llamadas “palomas”, que  son las horrendas gigantografías de candidatos maquillados y con un fondo insulso, con algún tipo de eslogan que pretende captar votos.  Aparte de ser un atentado contra la estética urbana, afectan enormemente la visibilidad de automovilistas, ciclistas y peatones, lo que contribuye a caldear los ánimos. Si eso fuera poco, está el problema de que después de las elecciones, pasan a ser basura. (ya de antes, podríamos decir, pero no exageremos).

 

¿Y qué pasa en Japón? Otra cosa, claro. Para variar, están mucho más ordenados:

Panel de propaganda electoral, cerca de Sangenjaya, Tokio
Foto: estepechito

Como pueden ver, la propaganda callejera consiste en un panel donde cada candidato tiene la misma cantidad de espacio disponible para su afiche, acompañado de informaciones relativas a la elección, y por su puesto, una petición de “no estacionar”  ni la bici ni el auto frente al cartel. Si me preguntan, un ejemplo de urbanidad e igualdad, ¿n0?

Ahora si entramos al tema de la propaganda oral, que alguna vez en Tokio me tocó escuchar en domingo o festivo cerca de las 7 de la mañana, con una chillona repetición del nombre del candidato y una retahíla de palabras corteses (pero vanas, supongo), pues ahí se les cae a mis amigos nipones toda la urbanidad. Pero bueno, nadie es perfecto.

 

1 comentario

Archivado bajo Cultura japonesa

Desendieciochándonos

Siempre me ha llamado la atención la connotación especial que un simple número, como dieciocho, puede tener para todo un país. Basta con agregarle un artículo: “el 18”, para que todos sepamos que se trata del 18 de septiembre, el aniversario de la primera junta de gobierno. Pero lo importante no es la efeméride, sino lo que significa: varios días feriados, fondas, empanadas, chicha, choripanes y asados por doquier. Kilos de más para algunos.Choripan sandwich

Entonces, “endieciocharse” significa “adoptar comportamientos o características festivas asociadas con el dieciocho”, según el Diccionario del español de Chile. Lo que no define el diccionario es su contraparte, el “desendieciocharse”, que vendría a ser recuperarse de la resaca y el cansancio extremo luego de tanta actividad etílico-recreativa.

Y he aquí el desafío traductoril. ¿Cómo podríamos traducir ambas expresiones a otro idioma? Imagino que una larga

perífrasis explicativa sería la única solución. Ignoro si en otros países de habla hispana tendrán algo parecido…por ejemplo, ¿en México dirán lo mismo pero con diecisésis?

A ver si algún lector nos ayuda con una traducción o variante dialectal para otro país (no necesariamente con un número).

 

2 comentarios

Archivado bajo Traducción, Trivia