Archivo de la etiqueta: kanji

Alpacas y diccionarios de papel

Todo el que me conozca sabrá que aún soy usuario de los diccionarios de papel. De esos que hay que ojear y hojear (sí, con y sin h) para dar con la palabra que uno busca. Otros me conocerán como un defensor de los mismos o promotor de estos anticuados mamotretos intragables que la tecnología ha dejado atrás. Y claro, sería mentira si dijera que en mi trabajo diario solo uso los de papel y no los electrónicos. De hecho, uso principalmente estos últimos, por su rapidez, comodidad y versatilidad en la búsqueda. Pero de cuando en cuando, sobre todo cuando el tiempo no apremia, trato de no abandonar a mis amigos de antaño. A mi izquierda, al alcance de mi mano, tengo al menos 15 fieles volúmenes de diversos tamaños, colores, idiomas y temáticas. Algunos pesan tanto que tengo que usar ambas manos para consultarlos. Detrás de mí, otros tantos.

Me da la impresión de que es más fácil olvidar la información nueva cuando la buscamos en un diccionario electrónico, ya sea en línea o de bolsillo (denshi jisho, o “jisshonarios“, como me gusta llamarlos). Aunque claro, inmersos en la vorágine actual, no queda otra que recurrir a la tecnología para buscar al instante y seguir avanzando, pues tenemos un plazo de entrega que cumplir. No obstante, el placer de recorrer y descubrir, por ejemplo, alguna joyita oculta en el María Moliner, es impagable, y al menos según me parece, deja una huella más profunda, un aprendizaje más duradero. Porque ¿cuántas veces hemos buscado una y otra vez una misma palabra en Wordreference o similar? Tiendo a pensar que con el papel esto pasa menos. Pero claro, puede ser solo romanticismo de mi parte.

También tengo uno que otro diccionario que me resulta inútil en lo laboral, pero que conservo por motivos sentimentales, ya que me lo dio mi tío abuelo favorito. Como este:

Diccionario alemán-japonés

Diccionario alemán-japonés

Se trata de un viejo (1912) diccionario alemán-japonés, en que para el alemán se usan letras góticas, de esas raras y difíciles de leer; y para el japonés, estilo clásico escrito, o 文語体 de uso más o menos corriente en la lengua escrita de esa época y que dejó de usarse tras la segunda guerra mundial, cuando se reformó la escritura para que coincidiera más con la lengua oral.

Aunque no sé ni una pizca de alemán, alcanzo a reconocer que dice Alpaca (o Alpata o algo parecido). se observa que para los nombres de países donde hoy se usaría katakana, se usa kanji (知利 para チリ  Chile  y 秘露  para ペルー (Perú),  y que donde hoy se usaría hiragana, se usa katakana.

Además de lo complejo del lenguaje, llama la atención la ilustración, un poco tosca. Pareciera que la alpaca se agacha para dejar espacio al texto.

La definición misma también es curiosa: “nombre de animal parecido a la oveja, originario de Chile y Perú”. Se agrega además su escritura en kanji, 羊駄 prácticamente en desuso actualmente.

O sea, que es un camélido, que se puede comer, que se extrae su lana o que también proviene de Bolivia u otros países, ni palabra. (Sí, la segunda acepción se refiere a la tela, pero solo dice que es el nombre de una tela de pelo ralo)

Sí, ya sé que todo esto no sirve de mucho y que no lo vamos a andar comentando en la sobremesa. Pero igual nos dice algo de la visión de mundo que reflejaba el japonés de hace 100 años. Y al menos eso, creo que es un poquito interesante.

 

AVISO de UTILIDAD PÚBLICA

Antes me pasaba por el blog una vez a la semana, ahora por lo visto voy al “acelerado” un ritmo de una vez al año. Espero poder mejorar la frecuencia, pero no prometo nada. Sería útil que me comentaran si hay algún tema en concreto del que quieran saber (sobre japonés, traducción, herramientas CAT y áreas afines), pues así me sirve de inspiración y me ayuda a darle movimiento a esta cuestioncita.

Yoroshiku.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opiniones, Trivia

Restaurantes de sushi: dime como se llama y te diré si hicieron la tarea

Aunque el sushi que se sirve en la gran mayoría de los restaurantes criollos es precisamente eso, una adaptación del clásico plato nipón al paladar chileno —por lo mismo, pronunciado “suchi” y rebosante de palta— no son pocos los locales que para darse aires de orientalidad se ponen un nombre japonés o cuelgan letreros alusivos en esa lengua. Hasta ahí, todo bien. Ahora, no son pocos los casos en que queda más que claro que no hicieron su tarea de investigar qué diablos es lo que dicen sus letreros, o usaron un traductor automático, buscaron palabra por palabra en un diccionario o simplemente, no tienen mucha idea.

Por ejemplo, tenemos este local que cada vez que paso por al frente trato de encontrarles una justificación, pero no lo logro.  Ese cartel en japonés dice “でし”  (deshi) en lugar de “すし” (sushi). “Deshi” podría significar también discípulo, pero en ese caso, se escribiría en kanji (弟子). Y no tiene mucho que ver ni con el nombre ni con el rubro ni nada. Así que, reprobados.

"deshi" en lugar de "sushi"

“deshi” en lugar de “sushi”

Este otro es de lo más raro. Se llama “mazui”, o sea, insípido, desabrido, o lisa y llanamente, de mal sabor. Como que no me dan ganas de probarlo. El kanji que ponen, por otro lado, significa bodega (en su sentido de almacén o depósito). Se me ocurre que es una bodega de sushi desabrido…nada apetitoso. (Ojo, quizás sea bueno y sabroso, pero el nombre no me invita a probarlo).

"mazui" significa "de mal sabor"

También estaba (ya no existe) este otro que no tiene muy claro qué idioma hablan en Japón, pues se llama “ai shiteru“, que claro, significa “te amo” en japonés, pero escriben eso mismo… ¡en chino! Nótese la diferencia: dice 我爱你 , pero debería decir  愛してる.

Imagen sin título

Pero los peores son para mi gusto los que se aprovechan del dolor ajeno, como este local viñamarino que se bautizó así poco después de la crisis en Fukushima. Luego de acalorados debates y discusiones, accedieron a cambiarse de nombre.

Y usted, ¿conoce otro ejemplo?

 

1 comentario

Archivado bajo Trivia

Parece japonés, pero no es

mica

Hace unos días llegó a mis manos esta curiosidad. Se trata del envoltorio de un protector de pantalla para teléfono celular que, a primera vista, no tiene nada de especial. Instrucciones en inglés y japonés. Listo. Aunque si lo miramos con atención, hay algo extraño, aparte del inglés descuidado y de dudosa calidad. Eso no sería novedad alguna. Lo curioso es que el japonés de estas instrucciones tampoco es de lo más católico que digamos, si es que se me permite la comparación.  Por una parte, aparecen kanjis raríficos, que como naturalmente son la contraparte china de las letras niponas igual se entienden con algo de esfuerzo.  Eso sí, a medida que vamos leyendo, la cosa se complica.  Primero, parece que algo de dislexia también hay: ち en vez de さ, o sea, kudachii en lugar de kudasai. ¿Y qué diablos será いよら ? La última instrucción es toda una sorpresa con ese intento de “保存” y nada más ni nada menos que un ゐ (wi), que es un hiragana obsoleto, en lugar de る.

Tanto error me hace suponer que el japonés aquí solo cumple una función estética o peor aún, es un intento de los fabricantes chinos por hacer pasar su producto como japonés. Me imagino que sobre todo en Asia, donde es más probable que el público reconozca la escritura japonesa aunque no la entienda, podría resultar una buena estrategia para aprovecharse  del prestigio de los bienes made in Japan. Una especie de localización mal entendida, por así decirlo.

Deja un comentario

Archivado bajo Localización, Traducción, Uncategorized

Más curiosidades kanjísticas

Aunque difíciles de aprender, siempre he pensado que los kanjis son una fuente inagotable de sabiduría y abstracción plasmada en una serie de trazos ordenados según una lógica ancestral. «Pero si los chinos escriben con puros palitos», me dijeron el otro día. «Y nosotros también», repliqué yo, ignorando la referencia china, para no entrar a discutir. Porque claro, todo sistema de escritura no pasa de ser un sistema de palitos, rayitas, palotes y puntitos arbitrarios a los que se le asigna un significado por convención. Eso nos lleva al tema de hoy, los 熟字訓 o jukujikun, que aunque de nombre son bien desconocidos, en la práctica todo estudiante de japonés los conoce… y secretamente los maldice un poco, porque caen dentro de las numerosas excepciones famosas que hay que aprender tal cual, sin chistar ni tratar de aplicar principio alguno. Pero bueno, ¿cuáles son entonces?
jukujikun son todos aquellos “jukugos” (palabras compuestas por una combinación de kanjis) a los que se asigna una pronunciación “kun” (o sea, japonesa, en oposición a la “china”) de manera global y que no puede suponerse a partir de la lectura independiente de sus componentes. Uf, mejor veamos los ejemplos para que se entienda.

Jukujikun Pronunciación Pronunciación (hiragana) Significado
大人 otona おとな Adulto
下手 heta へた Torpe, inexperto
海老 ebi えび Langostino
昨日 kinou きのう Ayer
相撲 sumou すもう Sumo (el deporte)

Todos ellos son palabras sencillas que aprende uno seguro durante su primer año estudiando el idioma. Si las miramos bien, vemos que no se pueden descomponer en las lecturas de sus componentes: el 昨 de 日 no se pronuncia /ki/, ni 日 /nou/ en ningún otro caso. Y así sucesivamente.

El lector perspicaz y constante de este rincón de disquisiciones japonesísticas, se habrá dado cuenta ya que los 熟字訓 son como lo opuesto a los 当て字.  Pues eso, otro fenómeno más para las muchas posibilidades que ofrece (por decirlo de manera elegante) el mágico mundo de los kanjis.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística

¿Cuál es el kanji con mayor cantidad de trazos?

O ¿cuál es la letra japonesa con más palitos?, por decirlo de forma más pedestre. Seguro que más de alguna vez nos lo hemos preguntado…

Veamos, según este sitio japonés con una especie de FAQ sobre los kanjis, que yo habría bautizado como “Todo lo que siempre quiso saber de los kanjis pero nunca supo a quién preguntar” , dicen que:

  • 鑑 con 23 trazos, que significa “tomar en consideración” y se pronuncia “KAN” y “kangamiru” sería el ganador con 23 trazos.

¿Y qué pasa con engendros como  que también tienen 23 trazos? Pues no pasa nada, porque es uno de esos kanjis ultra difíciles que solo importan a los ratones de biblioteca y probablemente ningún japo se tope con él nunca y por lo tanto, no vale la pena ocupar nuestro RAM para recordarlo. (a propósito, según el diccionario de Jim Breen, significa “plato condimentado con vinagre o miso” y se pronuncia “aemono”.

Ahora si nos ponemos más exigentes,  en realidad hay otros con más rayitas:

  • y   que empatan con la friolera de 30 trazos.  El primero (“hyou”), significa “muchos caballos” —vaya novedad— y el segundo (“ran”), un tipo de pájaro según la página que les comento, y un pájaro mítico, según el diccionario de Jim Breen.

Estas rarezas son también ejemplos de caracteres en total desuso  y que solo las veremos (con suerte) en textos antiguos o si las buscamos exprofeso en procesadores de texto para aprender ideogramas chinos o japoneses,  como wakan. Para el que lo tenga instalado y quiera hacer la prueba basta con poner la cantidad de trazos en el filtro y ¡tate!, tenemos a los dos culpables. Si ponemos 31 o más, veremos que ya no hay candidatos.

Pero eso no es todo…hay otros kanjis que no se pueden escribir en el computador, por lo que los remito al sitio en cuestión (Q0026) para que vean imágenes de esos esperpentos que entran en la categoría mitológica: uno que sería una aglomeración de cuatro dragones 龍 y que significaría “gran número de bocas” (quizás hambrientas como dragones, digo yo), locuaz, charlatán, (lo de las bocas fue un desliz, así que me corrijo) con ¡64! trazos, recogido en un super mega diccionario del kanji, que tiene variantes históricas, rarezas y demases.

Y por último,  plantea que “se dice” que existe un kanji hecho en Japón que consiste de 3 nubes 雲 y 3 dragones  龍 , que con 84 trazos, sería el nombre propio “Taito”, pero que en realidad no se sabe más. Claro, porque seguro que es fantasía, solo hay que imaginarse al pobre niño así castigado escribiendo su nombre o “deletréandolo” en el registro civil…

4 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística

Siempre hay excepciones

Al aprender japonés hay que tener paciencia y memoria para las múltiples excepciones a las reglas que vamos aprendiendo. Por ejemplo, en lo que respecta a la escritura, una vez que nos parece que tenemos clara la mecánica, nos encontramos con cosas que aparentemente violan todos los principios.

Vamos directo al grano:

Las palabras extranjeras se escriben en katakana

Sí, pero hay casos en que se escriben en kanji, hiragana o combinación de ambos…

  • 天麩羅  天ぷら el ya famoso tenpura…de origen portugués
  • 金平糖  konpeito, del portugués “confeito“, unos dulces bien dulces…y ricos

    English: Kompeito 日本語: こんぺいとう、金平糖

    English: Kompeito 日本語: こんぺいとう、金平糖 (Photo credit: Wikipedia)

  • 襦袢   juban, del portugués gibāo, correspondiente al español jubón, que en japonés es una especie de ropa interior para el kimono (aunque en español es otra cosa)
  • さぼる (aunque a veces se escribe サボる)  que significa “hacer la cimarra, la rabona, irse de novillos, etc.”, según donde estemos, proviene del francés “sabotage”.

Sí,  son casos más bien raros, hay que reconocerlo…pero igual cuentan como excepción. Lo que pasa es que son extranjerismos (conocidos como gairaigo) adoptados hace tanto que no se sienten como tales en japonés.

Ahora bien, tenemos el caso contrario. Palabras de origen cien por ciento japonés que suelen escribirse en katakana. Por eso, dan la impresión de ser extranjerismos, y nuestra primera reacción al encontrarlas será buscar mental e infructuosamente su equivalente en inglés.

  • バラ originalmente 薔薇  rosa
  • ロバ →  驢馬  burro
  • コンロ → 焜炉 horno

En estos casos, lo más probable es que sea la complejidad de los kanjis la que haya motivado la aplicación de la ley del menor esfuerzo, tan presente en las lenguas. Claro, hay que tener mucha paciencia para escribir eso a mano.

Así que eso, como siempre con el japonés, todo depende. Hay más casos de usos especiales del katakana, pero eso se los dejo de tarea a Uds. A ver quién juega.

4 comentarios

Archivado bajo Lingüística

Ateji: kanjis al achunte

Hace algunas semanas surgió el tema de los ateji (当て字) que son un tipo excepcional de palabras japonesas, ya que presentan alguna particularidad con respecto a su pronunciación o significado.  Existen varias posibilidades:

1. Aquellos en los que se toma la pronunciación de los kanjis individuales (sea ON o KUN) y se ignora su significado individual:  素敵 すてき (bonito) y 矢張り やはり (igualmente y muchos otros significados posibles según contexto).

2. Aquellos en los que se usan kanjis que tienen alguna relación semántica con la palabra en cuestión:  煙草 たばこ  (tabaco) cuyos kanjis significan “humo” y “hierba”, respectivamente.  Si bien era una manera frecuente de traducir al japonés palabras extranjeras, muy presentes en la literatura de la era Meiji, su uso en kanji ha caído en desuso frente al katakana.  También hay casos en que ese tipo de ateji se usa para palabras japonesas nativas como 一寸 para escribir chotto (un poco), donde sus componentes significan “uno” y “sun” que es una antigua unidad de medida equivalente a poco más de 3 cm.

3. Aquellos de uso más bien anecdótico, que si bien no se consideran dentro del “japonés correcto”, permiten al hablante (escribiente, mejor dicho), usar el lenguaje con creatividad y expresividad. Un típico caso presente en publicidad, mangas y canciones de J-pop es pronunciar ひと pero escribir 女. Otro caso, que recuerdo haber visto en Hiroshima o alrededores, es  護美箱 (ごみばこ)  para “basurero”, que si bien fonéticamente dice basurero, escrito transmite algo así como “caja para conservar la belleza (del lugar)”.  Este último tipo de atejis deja al traductor mordiéndose las uñas  en su intento de transmitir dos significados en una misma palabra.

#4577 wine shop: Yahataya Club (八幡屋蔵部)

#4577 wine shop: Yahataya Club (八幡屋蔵部) (Photo credit: Nemo’s great uncle) Un ejemplo de ateji para club (kurabu, con los kanjis de kura y bu)

3 comentarios

Archivado bajo Lingüística, Traducción

Kanji con lectura on, kun ¡e inglés!

Si bien no suelen ser del gusto de los estudiantes de japonés, los kanjis pueden ser una fuente inagotable de sorpresas. Aunque por una parte pueden representar el japonés histórico, tradicional y quizás acartonado, con sus muchas lecturas y usos excepcionales, también puede ser un ejemplo de lo viva, dinámica y permeable que es la lengua japonesa actual.  Un ejemplo de ello es  扉  que significa “puerta” y se supone que se pronuncia “tobira” o “hi“ (とびら;ヒ) según el contexto.  O sea, esas son las lecturas on y kun que consignan los diccionarios.

Sin embargo,  hace ya bastante tiempo que puerta suele decirse ドア, (“doa”) a partir del inglés “door”. Si alguno piensa que es el colmo del snobismo el usar una palabra inglesa para algo cotidiano y de todos los días, recuerde que tradicionalmente las “puertas” japonesas eran de corredera, por lo que llamar “doa” al dispositivo abisagrado relativamente reciente no resulta tan extraño. Es más bien un caso en que se marca la diferencia entre lo japonés y lo occidental. Pero me estoy yendo por la tangente. Volvamos con 扉. Como puede verse en esta página en que se ofrece servicio técnico para puertas automáticas,

http://blog.livedoor.jp/takepart_33/archives/51460725.html ,  hay casos en que 扉 pasa a pronunciarse “doa”, por lo que podríamos aventurarnos a afirmar que para ese contexto determinado, el kanji 扉 tiene la lectura “ドア”, “doa”.

Notable, me parece a mí. Ya, ya sé que debo ser el único. Igual, siguiendo el modelo de on-yomi y kun-yomi, podríamos bautizarla como “eiyomi”.
A ver si alguien conoce algún otro ejemplo.

7 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística

¿Y qué pasa con los nombres japoneses?

A raíz del comentario a la entrada anterior, hoy hablaremos acerca de otro tema frecuente con los nombres en japonés. Decía Isami, nuestro lector, que muchas veces le preguntaban lo siguiente: “Tengo un amigo japonés que se llama Koji, ¿cómo se escribe su nombre?” ante lo que el no podía más que responder que de unas diez maneras. Eso suele gatillar una reacción de enojo, ya que se interpreta que el que recibe la pregunta no quiere cooperar con la escritura del nombre en caracteres japoneses, lo que impide darle una grata sorpresa al famoso Koji escribiéndole lindamente su nombre con letras japonesas. Pero resulta que aunque digamos 10 maneras distintas, en este caso nos quedamos cortos:

興二
光次
孝司
孝治
孝二
宏次
宏治
幸次
幸治
幸二
康次
康治
康二
恒治
晃司
晃次
晃治
晃二
浩司
浩史
浩嗣
浩志
浩次
浩二
耕司
耕次
耕二
皓司

Esta lista contiene 28 formas de escribir el nombre propio Koji, todas correctas, todas posibles. Además, es sólo una lista recopilatoria y nada quita que pueda haber más opciones. Aunque esto pueda sorprender a los hispanohablantes, para los japoneses es lo normal. Lo que pasa es que como muchos de los ideogramas  usados se pronuncian de la misma forma en japonés, se produce esto que a nosotros nos puede parecer una locura. Es decir, en este caso hay muchos ideogramas que se pronuncian KO y muchos que se pronuncian JI, lo que permite una gran posibilidad de combinaciones. Así como en castellano escribimos Jimena o Ximena, Helena o Elena, en japonés pasa lo mismo pero con una mayor gama de opciones, en la que los papás japoneses pueden jugar con el significado de los ideogramas y las asociaciones que su combinación inspirarían. Además influye la cantidad total de trazos, ya que según la creencia popular debe sumar un número auspicioso dentro de la numerología. (O sea, hay una combinación de eufonía, es decir, que “suene bonito”, con superstición. De más esta decir que esto último no se da siempre).

Así que si queremos escribir en su propio idioma el nombre de una amistad japonesa, sólo nos queda confirmarlo con la persona en cuestión o un pariente cercano, ya que si tratamos de adivinar, tenemos muchas posibilidades de fallar.

Como siempre, eso no es todo…tenemos que hablar de apellidos y transliteración para traducción, pero lo dejamos hasta aquí para que tengan ganas de volver.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística, Trivia

Kanas raros

Raros, en el sentido de poco frecuentes e irregulares. La otra vez, cuando hablábamos de los kanjis y sus variantes, decíamos que los katakanas y hiraganas era más o menos 50 cada uno. Pues, no era tan cierto. No es que sea mentira, ya que es como la verdad semioficial, pero resulta que con los kanas pasa algo parecido a los kanjis y sus variaciones. Claro, son muchísimo menos, pero el fenómeno es el mismo.  El 2009 vi este letrero en Kanda, un barrio de Tokio:

¿Cómo dice que se lee?

Cualquier más o menos iniciado en los misterios de la escritura japonesa,  se quedará pegado con la letra que viene después de や y antes de そば. Podremos entender que es un aviso de un local de fideos soba que se llama ya-algo, pero nada más.  Me quede con la incógnita hasta hoy, casi tres años después. El misterio me lo resolvió esta paginita, donde se recopila todo tipo de variantes, rarezas, formas etimológicas. etc,  para kanas y kanjis tanto chinos como japoneses y coreanos. O sea, que viene a  ser un intento por contar los granitos de arroz, como decíamos el otro día.

Entonces, ¿qué es lo que dice la foto?  Según la página, ese carácter (que aquí no puedo escribir porque no está recopilado en los caracteres del computador) es un variante del kana ぶ originado a partir de 婦. O sea, el nombre del local es やぶ, “Yabu Soba”.  Lo curioso es que la foto que saqué yo y la foto de la otra página se refieren al mismo local, sólo que a diferentes sucursales: o sea, el uso de dicho carácter es más que reducido. (Que el restorán tenga muchas surcursales, no cuenta para decir que la letra es de uso frecuente).

Así que ya saben, la próxima vez que alguien les diga que se sabe todo el katakana y el hiragana, sorpréndanlo con esta página.

Deja un comentario

Archivado bajo Trivia