Archivo mensual: abril 2013

Los famosos contadores del japonés

Otro dolor de cabeza para los estudiantes de japonés suelen ser los llamados “contadores” (助数詞, josuushi). A diferencia del español o el inglés, que sólo necesitan la cantidad y el sustantivo que desean contar,  tres vacas, dos libros, three cows, two books; en japonés es necesario usar además un clasificador que indica la forma, característica  u otra cualidad del sustantivo que se cuenta. Por ejemplo, si usamos las mismas vacas y libros, tendríamos:  牛三頭 (ushisantou) 本二冊 (honnisatsu). Literalmente, “vaca 3 cabezas” y “libro 2 volúmenes”.  Todo uso sin contador constituye un error gramatical. Ahora, para variar, la cantidad de contadores es enorme y de solo ver una lista dan ganas de salir corriendo. Por ejemplo,  匹 (hiki) es para animales pequeños, 枚 (mai) para cosas planas como hojas de papel,  羽 (wa) para aves, y así sucesivamente casi ad infinitum. Normalmente, los diccionarios traen un apéndice con listas de contadores para cosas tan variopintas como dioses, máquinas o lo que se nos ocurra.

Ya, pero no es para tanto, porque existe una manera de contar tipo comodín que podemos usar cuando no sabemos el contador que corresponde: el prefijo つ después del numeral. Ej. 1つの看板  (hitotsu no kanban) “un letrero”;  5つの椅子 (itsutsuno isu) “cinco sillas”.  Normalmente esa es la forma a la que nos aferramos para no tener que aprendernos los otros. En realidad, si bien antiguamente la cantidad de contadores era altísima y su uso correcto podía servir como indicador del nivel cultural de una persona, en la actualidad los que realmente se usan cotidianamente son mucho más limitados y el resto queda confinado a los diccionarios o a las obras literarias empingorotadas.

Ahora una anécdota: una vez al pedir una pizza en un combini (sí, guácala, lo reconozco), dije  “pizza hitotsu onegai shimasu”  (una pizza, por favor) aprovechando el comodín. La vendedora me miró y cortésmente me dijo “pizza ichi mai desuka” que viene a ser una cortés corrección del “contador para cosas planas”, mai . Así que  lo grabé en mi memoria decidido a decirlo correctamente la próxima vez. ¿Qué pasó? que por mucho más “mai” que usé, otra dependienta  va y grita al encargado “pizza hitotsu!”.  O sea, la que usó el comodín fue ella, no por ignorancia, sino que porque sí.

Y lo último: toda esta historia de contadores nos puede parecer de lo más exótica, pero en castellano igual tenemos palabras que cumplen una función parecida:  lonja, tajada, sarta. Ya, no es igual,  ni obligatorio gramaticalmente, ni tan abundante, pero parientes lejanos sí que son. Y si los consideramos así, menos nos contará entender los contadores en japonés.

Aquí les dejo una listita con contadores para que disfruten (en japonés)

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Lingüística

Más curiosidades kanjísticas

Aunque difíciles de aprender, siempre he pensado que los kanjis son una fuente inagotable de sabiduría y abstracción plasmada en una serie de trazos ordenados según una lógica ancestral. «Pero si los chinos escriben con puros palitos», me dijeron el otro día. «Y nosotros también», repliqué yo, ignorando la referencia china, para no entrar a discutir. Porque claro, todo sistema de escritura no pasa de ser un sistema de palitos, rayitas, palotes y puntitos arbitrarios a los que se le asigna un significado por convención. Eso nos lleva al tema de hoy, los 熟字訓 o jukujikun, que aunque de nombre son bien desconocidos, en la práctica todo estudiante de japonés los conoce… y secretamente los maldice un poco, porque caen dentro de las numerosas excepciones famosas que hay que aprender tal cual, sin chistar ni tratar de aplicar principio alguno. Pero bueno, ¿cuáles son entonces?
jukujikun son todos aquellos “jukugos” (palabras compuestas por una combinación de kanjis) a los que se asigna una pronunciación “kun” (o sea, japonesa, en oposición a la “china”) de manera global y que no puede suponerse a partir de la lectura independiente de sus componentes. Uf, mejor veamos los ejemplos para que se entienda.

Jukujikun Pronunciación Pronunciación (hiragana) Significado
大人 otona おとな Adulto
下手 heta へた Torpe, inexperto
海老 ebi えび Langostino
昨日 kinou きのう Ayer
相撲 sumou すもう Sumo (el deporte)

Todos ellos son palabras sencillas que aprende uno seguro durante su primer año estudiando el idioma. Si las miramos bien, vemos que no se pueden descomponer en las lecturas de sus componentes: el 昨 de 日 no se pronuncia /ki/, ni 日 /nou/ en ningún otro caso. Y así sucesivamente.

El lector perspicaz y constante de este rincón de disquisiciones japonesísticas, se habrá dado cuenta ya que los 熟字訓 son como lo opuesto a los 当て字.  Pues eso, otro fenómeno más para las muchas posibilidades que ofrece (por decirlo de manera elegante) el mágico mundo de los kanjis.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística

“El origen del sabor”

Ojo, hoy día me voy por las ramas. Hace un par de semanas me encontré con esto mirando unas revistas viejas que compraba mi abuelo:

Propaganda Ajinomoto, 1956, revista Life

Propaganda Ajinomoto, 1956, revista Life

Un anuncio de “Aji no moto“, el más famoso nombre comercial del “glutamato monsódico”. Casi seguro todos uds. lo conocen, y los que no, lo han comido de alguna otra forma sin saberlo como aderezo de comidas preparadas.

Traducible literalmente como “el origen del sabor”, lo menciono aquí simplemente porque me llamó la atención que ya en los años cincuenta llegara este producto y se le promoviera a partir de su origen japonés. Nótese la manera en que se da la dirección para entregar más información: Ajinomoto Co. Inc, Chuo-ku, Tokio, Japón.  Por un lado, es curioso que a diferencia de las direcciones actuales no tenga ni código postal, ni número de manzana ni loteo (chome, banchi y esas cosas). Me imagino que con una dirección así de imprecisa, hoy en día  la carta tardaría su poco en llegar a destino.

Por el otro lado, y aquí sí que hablamos de traducción, es que la dirección está en español. Correcto, podríamos pensar, si el aviso también lo está. Pero yo diría que no. Por lo general, si el objetivo del encargo de traducción pretende un intercambio postal, no sería necesario traducir la dirección. Bastaría con la transcricpción en letras latinas la dirección en japonés o poner la versión en inglés. Ambas opciones asegurarían un envío exitoso. Cualquier otra cosa, lo dudo. Ahora,  tampoco creo que en ese entonces los sres de Ajinomot estuvieran preparados para recibir correspondencia en español. Pero bueno, ese es otro problema.

Deja un comentario

Archivado bajo Trivia, Uncategorized