Archivo de la etiqueta: mojibake

Descuido editorial

Ogawa Yōko・小川洋子

Yoko Ogawa (Image by uzaigaijin via Flickr)

Acabo de terminar de leer “La fórmula preferida del profesor”, de Yoko Ogawa. Es  la historia de un profesor de matemáticas que tras sufrir un accidente de tránsito, permanece con todas sus facultades físicas y mentales, excepto que su memoria dura sólo 80 minutos. Por lo tanto, aparte de tener que andar con notas a cuestas para recordarse de todo, parecido a la película “memento”; cada día debe reconocer a la señora que lo ayuda en sus quehaceres domésticos,  algo así como en la película de “las 50 primeras citas”. El libro es bastante ameno, incluso para quienes somos un cero a la izquierda con los números (interesante eso de usar una metáfora matemática para quejarse de las Matemáticas) . Como no tengo el original, no puedo opinar mucho sobre la traducción. Si bien hay algunas cosas que suenan raro, algunas notas al pie que yo no habría puesto y algún mínimo gazapo gramatical, en general diría que está bien. Pero hay un problema que no es para nada desdeñable y de responsabilidad de la editorial. En realidad, no me imagino cómo se les pudo haber pasado. Resulta que el profesor apoda al hijo de su “asistenta” como Root, porque tiene la cabeza plana como el signo de la raíz cuadrada, que no sé como hacer aquí, pero ya todos los conocen. Entonces se muestra una vez una imagen del signo y no hay ningún problema. Sin embargo, más adelante en la narración, aparece en varias oportunidades dentro del texto un rectángulo vertical (que tampoco puedo hacer aquí, pero se lo pueden imaginar) en pasajes que hacen referencia a Root. Lo que creo yo que pasó fue que se usó en la traducción una tipografía con la que la imprenta no contaba. Sin darse nadie cuenta, mandaron a imprimir y en lugar del signo de la raíz cuadrada, salió el rectángulo. Eso es lo que se conoce en japonés como mojibake: cuando los caracteres salen corruptos y no se visualizan bien. El tema aquí es que aunque hay caracteres que en superficie son iguales, si usamos  un juego de letras japonesas para escribirlo, podemos sufrir ese problema. Lo que pasa es  que al cambiar a un tipo de letra occidental como times, helvética o lo que sea, no todos los caracteres tienen su equivalente, y la máquina, al no encontrarlo, lo reemplaza por lo primero que encuentra. En este caso, una raíz cuadrada se convierte en un rectángulo. Ahora, cómo no se dieron cuenta antes de mandar a imprimir, ni idea. Moraleja:  NUNCA entregar una traducción con algún caracter japonés sin comprobar antes su compatibilidad. Un típico ejemplo son los números encerrados en un círculo, muy frecuentes en los téxtos nipones, pero sin equivalente tipográfico en español.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

1 comentario

Archivado bajo Opiniones, Reseñas, Traducción, Uncategorized