Archivo mensual: junio 2012

La última sobre los nombres

Como hace algunas semanas hablábamos sobre la frecuente pregunta del los nombres en japonés , hoy nos toca hacerlo sobre otra que ocurre más o menos con la misma frecuencia: ¿Cómo se escribe mi nombre en japonés?

Evidentemente, la respuesta a esta dependerá del nombre de la persona, por lo que no podemos enumerar aquí todas las posiblidades. Sin embargo, conviene aclarar un concepto comúnmente confundido por personas que han aprendido japonés, o incluso por japoneses que saben español y que amablemente enseñan a los extranjeros a escribir su nombre. Me refiero a la confusión entre transliteración y transcripción. La primera, consiste en reemplazar un sistema de escritura por otro, mientras que la segunda, en adaptar en otro sistema de escritura los sonidos de una primera. Es decir, en la transliteración tenemos una tabla de equivalencias entre letras y las reemplazamos, independientemente del resultado. En la transcripción, en cambio, debemos considerar la fonética (o sea, los sonidos) del  idioma al que transcribimos.

Veámoslo un ejemplo de ambas, desde la escritura japonesa al alfabeto latino.

Ej これは本です (Esto es un libro)
Transliteración kore ha hon desu
Transcripción kore wa hon desu
Transcripción II kore wa jon des

La transliteración corresponde a la sustitución de las letras japonesas por su equivalente fonético en alfabeto latino.  El resultado será siempre el mismo, sea japonés, chino o francés quien haga la transliteración. Sin embargo, tiene la desventaja de que no refleja adecuadamente la pronunciación:  は se pronuncia wa cuando funciona como marcador de tópico, como en este caso. Por lo tanto, si quisiéramos que una persona que no habla japonés pudiera pronunciar adecuadamente, deberíamos realizar una transcripción, considerando la pronunciación en la lengua meta, en este caso, el español. La transcripción I corresponde a la transcripción estándar de la misma frase, y la II, a una versión menos ortodoxa en el sentido de que no es la usada habitualmente en las aulas, pero que permitiría a un hispanohablante pronunciar la frase de la manera más cercana al japonés posible.

Con esta distinción clara, podemos volver a los nombres. Cuando queremos escribirlos en japonés, más que reflejar la escritura en castellano, o sea si se escribe con acento, con z o con s o lo que sea, lo que queremos es que un lector japonés pueda ser capaz de pronunciarlo de la manera más fiel posible. De lo contrario, quizás nos llaman y no nos damos ni por enterados.

Entonces, tenemos que pensar cómo suena nuestro nombre en lugar de cómo se escribe. Como el español se escribe generalmente tal cuál se pronuncia, esto no debería ser un gran problema. Aún así, ciertas particularidades del castellano y principalmente de la escritura de los nombres, producen ciertas trampas en las que no conviene caer:

1) En japonés, al igual que en castellano, no se diferencia entre b y v: por lo tanto, si te llamas Víctor, no debes escribir ヴィクトル para tratar de reflejar la v.   La letra ヴ es un intento japonés por representar la pronuniación inglesa de la v, es decir,  labiodental. En español no se pronuncia así, es bilabial.

2) Si tu nombre incluye una z, por ejemplo, Zaida y la pronuncias como s, no es necesario reflejarla como ザ en japonés, ya que eso hará que la pronuncien como una s vibrante, un sonido que no existe en español.

3) Si tu nombre incluye una doble consonante, como Marissa, lo más probable es que sea sólo en la escritura y que pronuncies Marisa. Por lo tanto, no hay que caer en el error de escribir マリッサ puesto que eso hará que sí pronuncien la doble s.

Si bien hay más casos, lo dejaremos hasta aquí para no alargarnos más. Lo importante es entender que hay que transcribir cómo se pronuncia el nombre, no como se escribe. Y si pides ayuda a un japonés, que sea sólo pronunciándole tu nombre. Si lo ve escrito, quizás caiga en estos y otros errores típicos que se producen al dar preponderancia a la escritura.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Traducción

Sobre los apellidos nipones

¿Qué se puede decir de los apellidos japoneses?

Pues, que tienen algunas diferencias con los apellidos según los usamos en el mundo hispanohablante:

1) En japonés se usan antes del nombre de pila. Entonces, el famoso escritor se llama Murakami Haruki. Su papá se habrá llamado Murakami nosequé y si tiene un hijo, este se llamará Murakami otracosa, al igual que el hijo de Pedro Pérez se podría llamar Juanito Pérez, pero al revés.

Toyotomi Hideyoshi

Toyotomi Hideyoshi (Photo credit: Wikipedia)

2) Al traducir los nombres y apellidos, (en el sentido de usarlos en otra lengua, no de expresar su significado), actualmente se suele invertir el orden y adoptar el orden occidental. Entonces, el autor de Tokio Blues pasa a llamarse Haruki Murakami.  Sin embargo, por alguna razón misteriosa, esto no siempre pasa cuando se trata de personajes históricos, como si el paso del tiempo los hubiera fijado en el orden tradicional:  nunca me ha tocado ver a Toyotomi Hideyoshi mencionado como Hideyoshi Toyotomi (no es el de las estufas, sino un guerrero que cumplió un papel crucial en la unificación de Japón hacia el período Edo), que es como tendría que ser si se adoptara la usanza occidental.

3) Las personas suelen presentarse con el apellido, dejando el nombre para situaciones más íntimas. El uso del apellido unido a algún sufijo de tratamiento, como el famoso “-san” es lo más frecuente, por ejemplo, en el contexto escolar o laboral. El uso del nombre quedará más bien restringido a miembros de la familia o del círculo cercano.

4) Al igual que en el mundo anglosajón, las esposas tradicionalmente adoptan el apellido del marido. Si bien legalmente puede también ser al revés, lo común es que el apellido de soltera de la madre caiga en desuso. Esto, porque también se usa sólo un apellido. En realidad, comparado con el resto del orbe, la coexistencia del apellido paterno y materno es más bien un uso especial del mundo hispano.

5) Volviendo al ámbito lingüístico, al igual que los nombres, los apellidos  pueden escribirse y pronunciarse de formas que sólo quien los lleva y su familia pueden estar seguros:  高田 puede ser tanto Takada como Takata, por lo que incluso cualquier otro japonés deberá confirmar con el Sr. 高田 cómo se pronuncia su apellido. Esto suele ser un dolor de cabeza para el traductor, ya que no siempre es posible averiguar la pronunciación correcta de los nombres. Suele haber mayores posibilidades de que se pronuncie de tal o cual forma, pero siempre pueden haber sorpresas. Ahora, explicarle esto a un cliente que no está familiarizado con el tema, suele ser aún más dificíl. (Siempre me los imagino pensando “cómo será de malo este traductor que no está seguro ni del nombre”).

Así que si algún colega tiene ese problema, le puede mostrar este blog a su cliente.

4 comentarios

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística, Traducción

¿Y qué pasa con los nombres japoneses?

A raíz del comentario a la entrada anterior, hoy hablaremos acerca de otro tema frecuente con los nombres en japonés. Decía Isami, nuestro lector, que muchas veces le preguntaban lo siguiente: “Tengo un amigo japonés que se llama Koji, ¿cómo se escribe su nombre?” ante lo que el no podía más que responder que de unas diez maneras. Eso suele gatillar una reacción de enojo, ya que se interpreta que el que recibe la pregunta no quiere cooperar con la escritura del nombre en caracteres japoneses, lo que impide darle una grata sorpresa al famoso Koji escribiéndole lindamente su nombre con letras japonesas. Pero resulta que aunque digamos 10 maneras distintas, en este caso nos quedamos cortos:

興二
光次
孝司
孝治
孝二
宏次
宏治
幸次
幸治
幸二
康次
康治
康二
恒治
晃司
晃次
晃治
晃二
浩司
浩史
浩嗣
浩志
浩次
浩二
耕司
耕次
耕二
皓司

Esta lista contiene 28 formas de escribir el nombre propio Koji, todas correctas, todas posibles. Además, es sólo una lista recopilatoria y nada quita que pueda haber más opciones. Aunque esto pueda sorprender a los hispanohablantes, para los japoneses es lo normal. Lo que pasa es que como muchos de los ideogramas  usados se pronuncian de la misma forma en japonés, se produce esto que a nosotros nos puede parecer una locura. Es decir, en este caso hay muchos ideogramas que se pronuncian KO y muchos que se pronuncian JI, lo que permite una gran posibilidad de combinaciones. Así como en castellano escribimos Jimena o Ximena, Helena o Elena, en japonés pasa lo mismo pero con una mayor gama de opciones, en la que los papás japoneses pueden jugar con el significado de los ideogramas y las asociaciones que su combinación inspirarían. Además influye la cantidad total de trazos, ya que según la creencia popular debe sumar un número auspicioso dentro de la numerología. (O sea, hay una combinación de eufonía, es decir, que “suene bonito”, con superstición. De más esta decir que esto último no se da siempre).

Así que si queremos escribir en su propio idioma el nombre de una amistad japonesa, sólo nos queda confirmarlo con la persona en cuestión o un pariente cercano, ya que si tratamos de adivinar, tenemos muchas posibilidades de fallar.

Como siempre, eso no es todo…tenemos que hablar de apellidos y transliteración para traducción, pero lo dejamos hasta aquí para que tengan ganas de volver.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura japonesa, Lingüística, Trivia

¿Cómo se dice mi nombre en japonés?

Actualización:  Por favor NO manden mensajes preguntando por su nombre. Solo demuestran no leer o no entender el contenido de esta publicación.

 

Esa es una pregunta que me hacen con frecuencia cuando se enteran de que hablo japonés.  La respuesta es siempre la misma: igual.  Si te llamas José, pues se dice José, y si te llamas Natalia, pues se dice Natalia. Como la respuesta no es muy interesante, algunos preguntan entonces como se escribe. Eso suele resultar más interesante y a cualquiera le hace ilusión tener su nombre escrito con otras letras exóticas.  Pero volvamos a lo primero: alguien podría argumentar que lo que digo no es cierto, que Natalia se diría Nataria porque en japonés no existe la letra “l” y que si te llamas Héctor, en japonés te llamarás ekutoru, porque no se pueden pronunciar las consonantes de manera aislada.   Sí, es cierto, pero no tanto. Lo que pasa es que no se trata de que el nombre “se diga” de otra forma, como si tuviera un equivalente o traducción en el otro idioma, si no que se simplemente se adapta a la fonética del otro idioma. Veámoslo al revés: Si conoces a un japonés que se llama Toshio, le dirás Tochío o Tosío, dependiendo de tu dialecto de español. Si se llama Kazu, donde la z es un sonido inexistente en castellano, le dirás Kasu, con “s”, o Kazu, pero pronunciado la “z” como la pronuncian en España.  Es decir, los nombres “se dicen” igual, es decir, no se traducen, pero “se pronuncian” dentro de las posibilidades que tiene cada lengua.

Pienso que el hecho de que en las lenguas indoeuropeas haya versiones vernáculas para los nombres, es lo que podría hacer a alguien pensar que existe una versión de su nombre en japonés. Juan, John, Iván, Johann, Joan, Giovanni o Joao son en el fondo lo mismo, la versión particular de cada idioma de la versión bíblica del nombre, que no tengo idea cuál será. Es el trasfondo cultural en común el que crea esa equivalencia de nombres. Como con Japón no tenemos la misma raigambre judeocristiana, no sucede lo mismo. A veces, eso sí,  hay coincidencias, como el apellido Niimura 新村, que significa “aldea nueva”…o lo que viene a ser lo mismo “Villanueva”. Pero es sólo coincidencia. La señorita Villanueva no pasaría a ser Niimura si fuera a Japón…a menos que se casara con el Sr. Nimura, pero esa sería otra historia.

A Llama lying down, also called "kushing&...

¿Cómo te llamas? (Photo credit: Wikipedia)

18 comentarios

Archivado bajo Lingüística, Traducción, Uncategorized