Madera noruega


Tokio Blues

Tokio Blues (Photo credit: -Dreamflow-)

Norwegian Wood, de Haruki Murakami , o Tokio Blues, como se la conoce en español, fue la primera novela que fui capaz de leer en japonés, así que le tengo un cariño especial. Partía el 2002 y por supuesto aún no existía la versión en castellano. Mientras leía, me preguntaba cómo podría traducirse el título, ya que en japonés se llama「 ノルゥエイの森」  (/noruuei no mori/), lo que plantea un dilema que tiene que ver con intertextualidad, con traducciones asentadas y con mercadeo.  Lo que pasa es que el título ノルゥエイの森 es la traducción asentada al japonés de Norwegian Wood, la famosa canción de los Beatles, famosa por su incorporación del sitar indio en la música popular occidental. O sea, que los discos japoneses listaban eso como el título de la canción, aunque claramente es una traducción equivocada, puesto que significa “Bosques de Noruega”, mientras que en la canción, “norwegian wood” se refiere a la madera de algún mueble de la habitación de la mujer que aparece en la canción, por lo que más exacto  habría sido  ノルウェー産の木材.  Ahora bien, claramente Bosques de Noruega sueno bastante más poético que madera noruega, por lo que a Murakami no le debe haber importado hacer referencia a una canción mal traducida, total, lo que importaba era la evocación en el lector de dicha canción. Entonces, el problema era cómo habría que traducir el título al castellano. Como beatlero empedernido, no soy capaz de saber si el hispanohablante promedio conoce la canción por su título en inglés o en castellano. Si bien actualmente los títulos de discos y  canciones se comercializan tal cual en inglés  (al menos en Latinoamérica), en los sesenta y setenta sí se traducían. Basta con conseguir algún antiguo disco de vinilo y revisar. Entonces, lo lógico habría sido traducir el título de la misma forma en que se traducía en los títulos, para evocar la canción en el lector. Sin embargo, nos quedaría la espina de estar en cierto modo corrigiendo la traducción japonesa de la canción y eliminando la referencia a los bosques.  Pero como en esto de los títulos el traductor (traductora en este caso) no suele tener mucha injerencia, la traducción final fue Tokio blues, a imitación de la versión en italiano que había salido unos años antes. Claro, quizás suena más atractivo, y al igual que con las películas, lo que importa es que venda.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Traducción

5 Respuestas a “Madera noruega

  1. Elías.

    Que buena.Yo también lo leí el mismo año, pero en inglés. Creo que fue la primera novela de un autor japonés y rayé un poco.Tokio blues, no es un titulo muy afortunado.La verdad es un libro para leer en la adolecencia, después no sé si tendra el mismo efecto.

    • Igual no lo encuentro tan desafortunado, no suena tan mal. Y en cuanto a la edad, ejem, yo no era tan adolecente pero me gustó igual, aunque no sé si dela misma forma. Igual está por un lado el efecto de que en algún rincón de mi cabeza pensaba “¡Guau! estoy leyendo en japonés”, lo que puede haber contribuido bastante.

  2. Un ejemplo más: el El Principito. En Japón le pusieron 星の王子様 (El príncipe de las estrellas). Es infinítamente mejor que la traducción directa (小さい王子 o 王子ちゃん).

  3. Pingback: Traducción de tallarines | De traducción y otros demonios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s