Homofonía


Una de las carcaterísticas del japonés es la abundancia de homófonos, es decir, las palabras que suenan igual pero tienen distinto significado. Generalmente, esto sucede con los sustantivos  de origen chino, que por lo general se componen de dos ideogramas y se pronuncian en tres o cuatro sílabas.  Por ejemplo,  si pronunciamos kooen, puede ser que digamos:

講演 : discurso

公園: parque

公演: función (de teatro, por ejemplo)

紅炎: protuberancia solar

y varias cosas más que no vale la pena seguir enumerando, porque me imagino que ya captan la idea.

Entonces, se preguntarán cómo diablos se puede saber entonces de qué se habla. De la misma forma en que lo hacemos cuando esto sucede en castellano, es decir, mediante el contexto semántico, sintáctico y fonético.  ¿Perdón?

Suena difícil pero no lo es: semántico, porque al entender el contexto de lo que se habla, las opciones que no son se descartan solas. Sintáctico, porque en ocasiones algunas de las palabras candidatas no serían correctas gramaticalmente. Por ejemplo, en castellano tenemos el homófono hasta y asta (olvidémonos de la h, que como es muda, no cuenta en el habla oral). Como una es preposición y la otra sustantivo, no podrían confundirse nunca, ya que no podrían usar el lugar de la otra en una oración.  Y por último, fonético, en el sentido que la entonación que se le dará a koen puede ser distinta en algunos casos. Desafortunadamente, esto de la entonación del japonés es bastante difícil de captar para los hispanohablantes, eso sin contar que según la zona, dentro del mismo japonés puede ser distinta. Pero como lo normal es oír todo en su contexto, en realidad no es tan difícil.

Ahora bien, a los japoneses a veces les gusta complicarse. Por ejemplo, tenemos 受精 y 授精. Ambas se pronuncian  jusei (じゅせい)  pero la primera significa fecundación y la segunda inseminación.  Igual puede ser que en castellano tampoco tengamos clara la diferencia entre ambas, pero si lo pensamos un poco, la primera es un hecho, la “impregnación”, y la segunda un fenómeno, la “fertilización”. Lo difícil en japonés es que como el contexto semántico y  sintáctico es igual, (y probablemente el fonético también), es muy probable que resulte bastante difícil diferenciar los conceptos .

¡Ay, déjalo hasta  ahí  por hoy!, que me dijeron, que no hay quién te aguante…

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Homofonía

  1. deiviss

    Que choro todo lo que dices,……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s