Onomatopeyas


Una de las diferencias entre el japonés y el español es la frecuencia con que el primero usa las onomatopeyas, que consisten en las palabras que imitan sonidos, como guau, pum o zas. En español tenemos pocas, nos cuesta identificarlas y pocas veces las vemos escritas. Además, incluso se podría decir que las despreciamos un poco. En cambio, en japonés, son innumerables, son ampliamente reconocidas, se escriben con frecuencia y no están mal vistas. Por ejemplo, zaazaa es el sonido de la lluvia que cae con fuerza y shitoshito la lluvia que cae despacito; gayagaya es el ruido de un lugar lleno de gente y chuuchuu es como hacen los ratones.

Lo que en castellano expresamos oralmente con algún sonido difícil de transcribir, en japonés en general tiene una onomatopeya definida. Dentro de la mente japonesa, estos sonidos son de lo más evidentes, por lo que los episodios entre japoneses tratando de comunicarse con un extranjero mediante estos “ruidos” no son nada raros.

Es esta cotidianeidad de las onomatopeyas niponas, la que permite que se vean reflejadas incluso en la escultura, tal como se ve en las fotos anteriores, tomadas en una exhibición de graduación de la Universidad de Artes de Tokio. La gracia de la escultura es que expresa de manera tridimensional el sonido que la conforma: zukyun. Curioso, ¿no?

Como saldría en Condorito, ¡Plop!…(lo que dicho sea de paso, sí es una onomatopeya)

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Trivia

3 Respuestas a “Onomatopeyas

  1. Carolina

    Wao, para mí chuuchuu es como hacen los trenes……y shitoshito está buenísimo, hasta yo lo usaría para la lluvia delgadita, jijiji.

  2. Ariel

    Hola, lo que dices de que un poco como que despreciamos las onomatopeyas me parece verdad. Y llegaría incluso un tanto más allá, creo que despreciamos bastante las de otros hablantes de español. Pongo un ejemplo personal: yo no veo a un perro haciendo “guau” ni de casualidad, ¿no es más natural “jau”? 🙂 Esta pregunta es pura provocación, claramente…
    Me parecería una buena idea que se creara un fondo de onomatopeyas pertenecientes a las distintas hablas del español, del que todos nos pudieramos servir.
    Tengo un ejemplo cubano para el sonido de la llovizna o lluvia menuda: chinchín. Está en el Drae, pero no como onomatopeya, sino como sustantivo que significaría “llovizna persistente”, y es todo lo contrario, es una “llovizna breve”, usado como sustantivo: Cayó un chinchín. Y claramente, es también onomatopeya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s