Corrección en papel versus conciencia ecológica


Por varios años me mantuve corrigiendo mis traducciones en pantalla, resistiéndome a imprimirlas para no gastar papel ni tinta. Pero llego el momento en que tuve que reconocer que quiéralo o no, es más fácil encontrar gazapos y otros detallitos viendo una hoja impresa, en lugar de quemarse las pestañas frente a la pantalla. Así que finalmente, tras pensarlo mucho, hace unos meses me compré una impresora láser.  Hay que ver cómo cambia el proceso de revisión, lo que mejora la calidad del producto final.

Pero el tema ecológico me seguía preocupando, así que para no sentirme destruyendo el planeta, he tranzado de la siguiente forma:

1. Imprimo sólo  cuando la situación lo amerita, para la revisión final. (No ando por ahí imprimiendo mails ni chistecitos)

2. Imprimo por los 2 lados, aunque los fabricantes de impresoras y de resmas de papel no lo recomienden. Seguro que es colusión. Hasta el momento, no veo que pase nada terrible.

3. Mientras corrijo la versión impresa, apago el computador (o lo pongo a hibernar). Así compenso el papel utilizado con el ahorro de energía.

4. Utilizo la ECOFONT que es un software de tipografías que te permiten economizar en el tóner de la impresora, ya que imprime cada letra con varios hoyitos minúsculos que, al disminuir la superficie a imprimir, ahorran tinta.  Si bien es un producto comercial, como mis impresiones son solo para mi lectura me conformo con el demo, que funciona de perilla. Sólo hay que descargarlo e instalar como cualquier otra tipografía (mal llamada “font o fuente”, un charchazo para los traductores de microsoft) y después aplicársela al texto en cuestión.

5. Llevo como 5 meses y aún no he terminado una resma ni el tóner inicial, así que creo que  no soy tan derrochador.

Eso sería, a acordarse de los bosques antes de imprimir por las puras.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Opiniones, Uncategorized

4 Respuestas a “Corrección en papel versus conciencia ecológica

  1. En mi último trabajo de ética puse que dentro de la ética del traductor debería estar este tipo de acciones. Felicitaciones 😀

  2. Karla

    ¿Y qué haces con las hojas después? ¿Hay donde reciclarlas?

  3. Yo también terminé aceptando que no puedo corregir bien si no lo hago en papel. Es casi inevitable que se me escape alguna cosa si reviso en la pantalla, sobre todo si estoy corrigiendo mi propia traducción, porque como la neurona sabe lo que quise escribir, a veces le juega malas pasadas a mis ojos.

    Muy bueno el dato de la Ecofont, ¡gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s